Complicaciones de la enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurológica que afecta a una amplia gama de funciones. Los cambios que ocurren pueden tener un impacto significativo en los aspectos físicos y mentales de la vida de una persona.

Los síntomas característicos de la enfermedad de Parkinson son temblores, movimientos lentos y rigidez de los músculos. Una persona también puede tener dificultades con la coordinación, varios síntomas no motores y otras complicaciones.

Sin embargo, existen formas de manejar muchas de estas complicaciones. El manejo eficaz de los síntomas puede contribuir a mejorar la calidad de vida de una persona con la enfermedad de Parkinson.

En este artículo, aprenderá más sobre algunas de las complicaciones asociadas con la enfermedad de Parkinson y cómo manejar estas complicaciones.

1. Actividad de conversación

Como la enfermedad de Parkinson afecta los músculos, el habla de una persona puede volverse más suave y más difícil de entender. Con el tiempo, los cambios en la capacidad de pensamiento también pueden dificultar la comunicación. Las actividades sociales y otras actividades pueden convertirse en un desafío.

La terapia del habla es importante para ayudar a las personas a seguir comunicándose de manera eficaz. Esta terapia puede ayudar a mejorar o mantener la calidad de vida de una persona.

2. Masticar y tragar

También pueden ocurrir dificultades para masticar y tragar, especialmente durante las últimas etapas de la enfermedad. Estas dificultades son el resultado de cambios en el sistema nervioso autónomo o los músculos de la garganta, conocidos como músculos faríngeos.

Estos cambios aumentan el riesgo de que los alimentos se atasquen en la garganta y se ahoguen, lo que puede poner en peligro la vida. Si esa persona inhala accidentalmente partículas de comida en los pulmones, puede ocurrir neumonía.

Una persona también puede producir demasiada saliva o es posible que no pueda tragar la saliva con facilidad. Este problema puede provocarles babeo, lo que les puede resultar vergonzoso.

Algunos medicamentos pueden mejorar estos síntomas. Además, un terapeuta del habla y el lenguaje a veces puede ayudar a una persona a volver a entrenar los músculos de la garganta para que pueda tragar con mayor eficacia.

3. Depresión y ansiedad

La depresión puede ocurrir con la enfermedad de Parkinson y puede empeorar los síntomas.

Alrededor del 40% al 50% de las personas con enfermedad de Parkinson también experimentan depresión. Este aspecto de la enfermedad puede ser más difícil de afrontar para el individuo y sus seres queridos que los síntomas físicos.

Algunos otros síntomas neuropsiquiátricos incluyen:

  • alteraciones del estado de ánimo
  • ansiedad
  • problemas para dormir
  • psicosis
  • cambios en el comportamiento y el pensamiento

Sin embargo, los síntomas de la depresión son tratables y la recuperación es posible.

Buscar ayuda médica cuando comienzan a aparecer los síntomas de la depresión puede brindarle a la persona una mejor calidad de vida, una mejor funcionalidad y la posibilidad de ralentizar los síntomas.

4. Disfunción sexual

Varios factores de la enfermedad de Parkinson pueden afectar la libido. Una persona puede tener dificultades para tener un orgasmo o una erección.

La caída en el interés sexual y el funcionamiento físico puede ocurrir debido a una caída en los niveles de dopamina, según la Asociación Estadounidense de Enfermedad de Parkinson.

Los impactos de este problema incluyen:

  • una reducción en el movimiento físico
  • Reducción de la circulación sanguínea, que afecta la capacidad de tener una erección.
  • dificultad para alcanzar el orgasmo

La sequedad vaginal también puede ser un problema.

La depresión y la ansiedad pueden reducir los niveles de energía de una persona y su interés en las cosas que solía disfrutar, como tener relaciones sexuales. La fatiga también puede ser un factor.

La depresión y los cambios de humor también pueden provocar cambios en el comportamiento y la actitud. Una pareja puede sentir que su ser querido “no es el mismo” que antes, por ejemplo.

En casos raros, los medicamentos que aumentan los niveles de dopamina en personas con enfermedad de Parkinson pueden aumentar el deseo sexual de la persona a un nivel inusual. Aunque este efecto es raro, puede convertirse en un problema para algunas personas.

Existen algunos métodos para tratar muchos de los síntomas que interrumpen la actividad sexual. Por ejemplo:

  • Intente buscar tratamiento para otros síntomas y complicaciones.
  • Los aceites lubricantes pueden tratar la sequedad vaginal.
  • El asesoramiento puede ayudar a resolver las tensiones dentro de una relación.

Si una persona experimenta disfunción eréctil, un médico puede recetarle:

  • sildenafil (Viagra)
  • vardenafil (Levitra)
  • tadalafil (Cialis)
  • medicamentos inyectables, como alprostadil (Caverject)
  • dispositivos mecánicos, como bombas de vacío e implantes de pene

5. Dormir

Los problemas para dormir son comunes entre las personas con enfermedad de Parkinson.

La enfermedad de Parkinson puede afectar la forma en que el cuerpo regula el sueño y la vigilia, pero los problemas físicos también pueden dificultar el sueño.

Algunos ejemplos de problemas relacionados con el sueño incluyen:

  • apnea del sueño
  • somnolencia diurna
  • pesadillas y sueños vívidos
  • piernas inquietas o movimientos bruscos de las piernas
  • dificultad para darse la vuelta en la cama
  • dificultad para conciliar el sueño
  • dificultad para volver a dormir después de despertarse

Las posibles razones de estos problemas incluyen:

  • el efecto de ciertos medicamentos
  • malestar físico
  • cambios en el reloj biológico interno

Un médico puede sugerir:

  • probar tratamientos con medicamentos, como melatonina o eszopiclona
  • someterse a terapia de luz
  • probar la presión positiva en las vías respiratorias (para personas con apnea del sueño), aunque este método es controvertido debido a posibles problemas de seguridad
  • quitar objetos alrededor de la cama para evitar lesiones

Algunos consejos de estilo de vida para dormir mejor o más seguro incluyen:

  • seguir una rutina regular a la hora de acostarse, si es posible
  • hacer ejercicio al aire libre durante el día, si es posible
  • evitando el café, el alcohol y otros estimulantes
  • usar el dormitorio solo para dormir
  • durmiendo en una habitación fresca y oscura

6. Problemas urinarios

Alrededor del 30% al 40% de las personas con enfermedad de Parkinson experimentan problemas urinarios. Pueden tener pérdidas de orina, necesitar orinar con más frecuencia o tener dificultades para orinar. Los cambios en el sistema nervioso autónomo son una de las razones por las que ocurre este problema.

Para reducir la necesidad de ir al baño por la noche, el paciente debe:

  • Deje de beber líquidos 3 horas antes de acostarse.
  • Vaya al baño justo antes de acostarse.
  • Pregúntele a su médico acerca de los medicamentos para ayudar a controlar la micción.

Los medicamentos que pueden resolver este problema incluyen:

  • oxibutinina (Ditropan)
  • tolterodina (Detrol)
  • solifenacina (Vesicare)
  • darifenacina (Enablex)

7. Estreñimiento

Algunas estadísticas sugieren que hasta dos tercios de las personas con enfermedad de Parkinson experimentan estreñimiento.

Algunas de las razones de este problema pueden incluir:

  • debilidad muscular
  • una posible reducción en la ingesta de líquidos
  • efectos secundarios de ciertos medicamentos
  • el impacto de la enfermedad de Parkinson en el sistema nervioso autónomo, que incluye el sistema digestivo

El estreñimiento puede aumentar la ansiedad y el malestar y reducir aún más la calidad de vida de la persona.

Algunas soluciones a este problema son:

  • tomando medicamentos, como laxantes
  • probar intervenciones dietéticas, incluidos probióticos y prebióticos
  • aumentar la ingesta de fibra y líquidos
  • someterse a fisioterapia

Una persona debe hablar con un médico antes de tomar cualquier medicamento para tratar el estreñimiento, ya que algunos medicamentos y remedios alternativos pueden interferir con otros medicamentos.

8. Demencia

Los cambios en las proteínas del cerebro, como los cuerpos de Lewy, pueden provocar demencia en el Parkinson.

La Asociación de Alzheimer estima que entre el 50% y el 80% de las personas con la enfermedad de Parkinson eventualmente desarrollan demencia.

Algunos síntomas comunes incluyen:

  • dificultad para recordar cosas, dificultad para concentrarse y dificultad para emitir juicios
  • habla poco clara
  • alucinaciones y delirios
  • depresión, irritabilidad y ansiedad
  • dificultades para dormir y somnolencia diurna

Los medicamentos pueden ayudar a retrasar el progreso de la demencia, pero los síntomas generalmente se vuelven más severos con el tiempo.

9. Dolor

El dolor es un síntoma común de la enfermedad de Parkinson. Más del 60% del total de pacientes experimentan dolor. De una lista de síntomas molestos, el dolor ocupa el tercer lugar después del temblor y la rigidez de los músculos.

El 40% -90% del dolor asociado con la enfermedad de Parkinson es musculoesquelético, y la gente describe esta sensación principalmente como sensación de ardor, calambres o dolor.

Algunas formas de reducir el dolor incluyen:

  • tomando medicamentos de venta libre o recetados
  • probar masajes, musicoterapia, tai chi u otras terapias complementarias
  • someterse a estimulación de la médula espinal

Los pacientes pueden trabajar con un equipo de atención médica para encontrar formas adecuadas de reducir el dolor.

10. Presión arterial

El sistema nervioso autónomo controla el flujo sanguíneo y la presión arterial. La enfermedad de Parkinson afecta este sistema y provoca cambios en la presión arterial a lo largo del día.

Un problema es la hipotensión ortostática, que es una caída de la presión arterial que hace que una persona se sienta mareada o se desmaye cuando se pone de pie.

Algunas personas también experimentan presión arterial alta, como por la noche o al acostarse. Estas fluctuaciones pueden provocar problemas cardíacos.

Un médico puede recetar un medicamento para estabilizar la presión arterial y prevenir cambios drásticos. Usar medias de compresión también puede ayudar.

11. Sentido del olfato

Más del 95% de las personas con enfermedad de Parkinson experimentan alguna pérdida en el sentido del olfato debido al impacto de la enfermedad en su sistema nervioso.

Este es un síntoma temprano de la enfermedad y puede ocurrir años antes de que aparezcan otros síntomas. Los médicos ven estos síntomas como un predictor de la enfermedad de Parkinson.

Resumen

La enfermedad de Parkinson puede provocar una amplia gama de síntomas, pero también existen muchas complicaciones posibles.

Los medicamentos que prescriben los médicos para tratar la enfermedad de Parkinson también pueden provocar ciertos efectos adversos. Algunos de estos efectos adversos se superponen con los síntomas y complicaciones de la propia enfermedad.

.

Saber más

No Content Available

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *