Dopamina y serotonina: Explicación de las sustancias químicas del cerebro

La dopamina y la serotonina son mensajeros químicos, o neurotransmisores, que ayudan a regular muchas funciones corporales. Estos químicos orgánicos tienen funciones en el sueño y la memoria, así como en el metabolismo y el bienestar emocional.

Las personas a veces se refieren a la dopamina y la serotonina como las “hormonas felices” debido a los roles que desempeñan en la regulación del estado de ánimo y las emociones.

La dopamina y la serotonina también están involucradas en varias condiciones de salud mental, incluido el bajo estado de ánimo y la depresión.

La dopamina y la serotonina están involucradas en procesos corporales similares, pero funcionan de manera diferente. Los desequilibrios de estos químicos pueden causar diferentes condiciones médicas que requieren diferentes tratamientos.

En este artículo, analizamos las diferencias entre la dopamina y la serotonina, su relación y sus vínculos con las afecciones médicas y la salud en general.

¿Qué es la dopamina?

La dopamina y la serotonina juegan un papel importante en el sueño y el bienestar emocional.

Las neuronas en el cerebro liberan dopamina, que transporta señales entre las neuronas.

El cuerpo usa la dopamina para crear sustancias químicas llamadas norepinefrina y epinefrina.

La dopamina juega un papel integral en el sistema de recompensa, un grupo de procesos cerebrales que controlan la motivación, el deseo y los antojos.

Los niveles de dopamina también influyen en las siguientes funciones corporales:

  • estado animico
  • dormir
  • aprendizaje
  • movimienot
  • vigilancia
  • el flujo de sangre
  • producción de orina

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es otro neurotransmisor presente en el cerebro.

Sin embargo, más del 90% de la serotonina total del cuerpo reside en las células enterocromafines del intestino, donde ayuda a regular el movimiento del sistema digestivo.

Además de ayudar a la digestión, la serotonina participa en la regulación de:

  • el ciclo sueño-vigilia
  • humor y emociones
  • metabolismo y apetito
  • cognición y concentración
  • actividad hormonal
  • temperatura corporal
  • coagulación de la sangre

Diferencias entre dopamina y serotonina

Aunque tanto la dopamina como la serotonina transmiten mensajes entre las neuronas y afectan el estado de ánimo y la concentración, tienen otras funciones distintas.

La dopamina, por ejemplo, transmite señales entre las neuronas que controlan los movimientos y la coordinación del cuerpo.

Este neurotransmisor también juega un papel en el centro de placer y recompensa del cerebro, e impulsa muchos comportamientos. Comer ciertos alimentos, tomar drogas ilícitas y participar en comportamientos como el juego pueden hacer que los niveles de dopamina en el cerebro se disparen.

Los niveles más altos de dopamina pueden provocar sentimientos de euforia, felicidad y una mayor motivación y concentración. Por lo tanto, la exposición a sustancias y actividades que aumentan la dopamina puede volverse adictiva para algunas personas.

Al igual que la dopamina, la serotonina también puede influir en el estado de ánimo y las emociones de las personas, pero ayuda a regular las funciones digestivas, como el apetito, el metabolismo y la motilidad intestinal.

La relación entre la dopamina y la serotonina

Los neurotransmisores no actúan de forma independiente.

Interactúan y se afectan entre sí para mantener un equilibrio químico cuidadoso dentro del cuerpo. Existen fuertes vínculos entre los sistemas de serotonina y dopamina, tanto estructural como funcionalmente.

En algunos casos, la serotonina parece inhibir la producción de dopamina, lo que significa que los niveles bajos de serotonina pueden conducir a una sobreproducción de dopamina. Este problema puede conducir a un comportamiento impulsivo, debido al papel que juega la dopamina en el comportamiento de búsqueda de recompensas.

La serotonina inhibe el comportamiento impulsivo, mientras que la dopamina aumenta la impulsividad.

La dopamina y la serotonina tienen efectos opuestos sobre el apetito; mientras que la serotonina la suprime, los niveles bajos de dopamina pueden estimular el hambre.

¿Qué condiciones médicas tienen vínculos con la dopamina y la serotonina?

Tener niveles anormales de dopamina o serotonina puede provocar varias afecciones médicas diferentes.

Ambos neurotransmisores pueden afectar los trastornos del estado de ánimo como la depresión. Los desequilibrios también pueden resultar en distintas condiciones que afectan diferentes funciones corporales.

En las siguientes secciones, cubrimos estas condiciones con más detalle:

dopamina

Tener demasiada o muy poca dopamina puede afectar la comunicación entre las neuronas y conducir al desarrollo de condiciones de salud física y psicológica.

La deficiencia de dopamina puede desempeñar un papel importante en las siguientes condiciones y síntomas:

  • enfermedad de Parkinson
  • depresión
  • esquizofrenia
  • alucinaciones

La dopamina también juega un papel en la motivación y los comportamientos impulsados ​​por la recompensa.

Aunque la dopamina sola puede no causar depresión directamente, tener niveles bajos de dopamina puede causar síntomas específicos asociados con la depresión.

Estos síntomas pueden incluir:

  • falta de motivación
  • dificultad para concentrarse
  • sentimientos de desesperanza e impotencia
  • pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba

El gen SLC6A3 proporciona instrucciones para crear la proteína transportadora de dopamina. Esta proteína transporta moléculas de dopamina a través de las membranas neuronales.

Una condición médica conocida como síndrome de deficiencia del transportador de dopamina, o parkinsonismo-distonía infantil, ocurre cuando las mutaciones en el gen SLC6A3 afectan el funcionamiento de las proteínas transportadoras de dopamina.

El síndrome de deficiencia del transportador de dopamina interrumpe la señalización de la dopamina, lo que afecta la capacidad del cuerpo para regular el movimiento.

Por esta razón, el síndrome de deficiencia del transportador de dopamina produce síntomas similares a los de la enfermedad de Parkinson, que incluyen:

  • temblores, espasmos y calambres en los músculos
  • dificultad para comer, tragar, hablar y moverse
  • alteración de la coordinación y la destreza
  • movimientos oculares involuntarios o anormales
  • disminución de la expresión facial o hipomimia
  • dificultad para dormir
  • infecciones frecuentes de neumonía
  • problemas digestivos, como reflujo ácido y estreñimiento

serotonina

Al igual que la dopamina, los investigadores han relacionado los niveles anormales de serotonina con varias afecciones médicas, especialmente trastornos del estado de ánimo como la depresión y la ansiedad.

Contrariamente a la creencia popular, parece que la serotonina baja no necesariamente causa depresión. Múltiples factores más allá de la bioquímica contribuyen a la depresión, tales como:

  • genética e historia familiar
  • estilo de vida y niveles de estrés
  • ambiente
  • condiciones médicas adicionales

Dicho esto, tener niveles bajos de serotonina puede aumentar el riesgo de que una persona desarrolle depresión. Los medicamentos de serotonina, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), que aumentan la disponibilidad de serotonina en el cerebro, también pueden ayudar a tratar la depresión.

Los medicamentos ISRS incluyen:

  • fluoxetina (Prozac)
  • sertralina (Zoloft)
  • escitalopram (Lexapro)
  • paroxetina (Paxil)
  • citalopram (Celexa)

Por otro lado, tener demasiada serotonina puede conducir a una afección médica potencialmente mortal llamada síndrome de serotonina.

El síndrome serotoninérgico, o toxicidad por serotonina, puede ocurrir después de tomar demasiado medicamento serotoninérgico o tomar varios medicamentos serotoninérgicos al mismo tiempo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) proporcionó una lista de medicamentos serotoninérgicos en 2016. Además de los ISRS, algunos de estos medicamentos serotoninérgicos incluyen:

  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN), como la venlafaxina (Effexor)
  • antidepresivos tricíclicos (TCA), como desipramina (Norpramin) e imipramina (Tofranil)
  • ciertos medicamentos para la migraña, incluidos almotriptán (Axert) y rizatriptán (Maxalt)

Según la FDA, los analgésicos opioides pueden interactuar con los medicamentos serotoninérgicos, lo que puede provocar una acumulación de serotonina o mejorar sus efectos en el cerebro.

Resumen

Los neurotransmisores dopamina y serotonina regulan funciones corporales similares pero producen efectos diferentes.

La dopamina regula el estado de ánimo y el movimiento muscular y juega un papel vital en los sistemas de placer y recompensa del cerebro.

A diferencia de la dopamina, el cuerpo almacena la mayor parte de la serotonina en el intestino, en lugar del cerebro. La serotonina ayuda a regular el estado de ánimo, la temperatura corporal y el apetito.

Tener demasiado o muy poco de cualquiera de los neurotransmisores puede causar síntomas psicológicos y físicos.

Saber más

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *