¿Pueden los aceites esenciales tratar la depresión?

Los aceites esenciales son extractos de plantas concentrados. Los aceites esenciales sirven para muchos propósitos médicos, desde actuar como un repelente natural de mosquitos hasta reducir el dolor de espalda y cuello. Sin embargo, algunas personas usan aceites esenciales para apoyar el tratamiento de la depresión.

Los aceites esenciales no curan la depresión y las personas no deben usar un aceite esencial en lugar de los medicamentos recetados.

Sin embargo, los aceites esenciales demuestran beneficios como terapia complementaria junto con los tratamientos convencionales para la depresión, como la terapia conductual y los antidepresivos.

En este artículo, explicamos los efectos de los aceites esenciales en el tratamiento de la depresión.

Efectividad en el tratamiento de la depresión

La evidencia no respalda los aceites esenciales como tratamiento para la depresión en todos los casos, pero pueden aliviar ciertos síntomas.

Algunos estudios en animales han demostrado que ciertos aceites esenciales pueden aliviar los síntomas físicos y psicológicos relacionados con la depresión.

Un estudio de 2016 mostró que la lavanda inhalada mejoró el ciclo de sueño de las personas en la universidad que experimentaron alteraciones del sueño, que pueden ser un efecto de la depresión.

Un estudio diferente mostró que un aceite esencial llamado Asarum heterotropoides redujo comportamientos en ratones que se parecían a los de personas con depresión.

Sin embargo, la psicología y la estructura del cerebro de los animales no humanos son mucho menos complejas que en los humanos, y los estudios en animales normalmente no producen resultados significativos.

Algunas investigaciones han demostrado que el uso de aceites esenciales puede mejorar el sueño, mejorar el estado de ánimo y mejorar la calidad de vida.

Los aceites esenciales también pueden ayudar a reducir los síntomas de los trastornos de ansiedad, que a menudo ocurren junto con la depresión. Los investigadores estiman que alrededor del 43% de las personas con ansiedad y estrés utilizan algún tipo de terapia alternativa para ayudar a controlar los síntomas.

Al igual que con todas las formas de terapia alternativa, debe usar los aceites esenciales con precaución. Siempre discuta el uso de estos aceites con un médico o aromaterapeuta.

Aceites esenciales que pueden ayudar a tratar la depresión.

Si bien ninguna evidencia sugiere que un solo aceite esencial sea adecuado para tratar la depresión directamente, las personas han citado los siguientes aceites esenciales como útiles en el tratamiento de ciertos síntomas de los trastornos depresivos.

Este informe de 2017 sugirió que varios aceites esenciales podrían tener efectos positivos cuando se usan como parte de una mezcla. Estos aceites esenciales incluyen:

  • lavanda, que aparece en muchos de los compuestos que utilizaron los investigadores
  • bergamota
  • Yuzu
  • otto rosa
  • geranio de manzanilla romana
  • sabio
  • jazmín
  • Romero

Este informe sugiere que el masaje de aromaterapia con estos aceites tiene un mayor efecto sobre los síntomas del estado de ánimo que la aromaterapia inhalada.

Sin embargo, este informe también admite que la calidad de la mitad de los estudios es baja.

La lavanda fue el aceite más común en los estudios y también ha demostrado efectos positivos sobre los síntomas de ansiedad.

Calidad de la evidencia sobre los aceites esenciales

Aceite de lavanda
La lavanda aparece regularmente en estudios como un remedio útil para ciertos síntomas de depresión y ansiedad.
Muchos de los supuestos beneficios de los aceites esenciales provienen de cuentas personales más que de datos científicos.

Un aceite esencial que puede ser eficaz para una persona puede no tener ningún efecto en otra.

Los aceites esenciales son difíciles de estudiar, porque los participantes e investigadores a menudo pueden reconocer los aceites esenciales por su olor. Esta acción elimina el elemento aleatorio de un experimento que lo hace confiable.

Por esta razón, muchos estudios que exploran los beneficios de los aceites esenciales en la depresión, la ansiedad y el estrés no son concluyentes.

Un artículo de investigación que resume las revisiones sistemáticas del uso de la aromaterapia para la hipertensión, la depresión, la ansiedad, el alivio del dolor y la demencia concluyó que la aromaterapia es una terapia ineficaz para cualquier condición.

Se necesita más investigación antes de que los médicos puedan recomendar los aceites esenciales como tratamiento de primera línea y solitario para la depresión.

Sin embargo, como terapia complementaria, los aceites esenciales pueden mejorar o reducir los síntomas individuales de algunas personas con depresión y mejorar la eficacia de otros tratamientos.

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son los compuestos que los fabricantes extraen de la corteza, flores, hojas, tallos, raíces y otras partes de las plantas.

La destilación por vapor, agua o métodos mecánicos, incluido el prensado en frío, suelen ser los métodos para extraer los compuestos de la planta. Lo que queda de la planta después del proceso de destilación forma un aceite esencial.

La mayoría de los estudios que exploran los aceites esenciales y la depresión analizan su uso en aromaterapia. Durante la aromaterapia, las personas inhalan los aceites esenciales por la nariz o la boca o los frotan en la piel.

La aplicación de aceites esenciales en la piel puede causar una reacción alérgica, irritación de la piel y sensibilidad al sol en algunas personas, por lo que cualquier persona que planee aplicar los aceites esenciales por vía tópica primero debe mezclarlos con un aceite portador, como de oliva, almendra, aguacate o coco petróleo.

Los profesionales médicos también recomiendan que las personas se sometan a pruebas de alergia antes de usar aceites esenciales.

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado varios aceites esenciales para su uso como aditivos alimentarios y los ha clasificado como “generalmente reconocidos como seguros”, no recomiendan digerir los aceites esenciales.

La FDA no regula los aceites esenciales utilizados en aromaterapia, por lo que debe tener cuidado al usar los aceites esenciales y buscar consejo médico si experimenta efectos adversos.

Cómo funcionan los aceites esenciales

Los productos químicos de los aceites esenciales pueden interactuar con el cuerpo al ser absorbidos a través de la piel hacia el torrente sanguíneo o al estimular áreas del cerebro a través de la inhalación.

Cuando las células nerviosas especializadas en la parte superior de la nariz detectan olores, envían un impulso al cerebro a lo largo del nervio olfatorio hasta un área llamada bulbo olfatorio.

El bulbo olfativo procesa el impulso y entrega la información sobre el olor a otras áreas vecinas del cerebro. Estas otras áreas se conocen como sistema límbico.

El sistema límbico es un conjunto de estructuras cerebrales que pueden desempeñar un papel esencial en el control del comportamiento, las emociones, la memoria y el estado de ánimo.

La importancia del aroma

Los aromas agradables pueden ser muy emotivos.
Los aromas agradables pueden ser muy emotivos.

El uso de aceites esenciales para ayudar a aliviar los síntomas de la depresión podría funcionar debido a su olor.

El sentido del olfato es uno de los cinco sentidos y un conector poderoso entre las personas y el mundo que las rodea. Las personas son muy sensibles al olfato y los investigadores creen que una persona normal puede reconocer 1 billón de aromas diferentes.

Los aromas son muy emotivos. Todos reaccionan a los aromas de manera diferente: la forma en que una persona responde a un olor depende de lo que asocian con ese olor. Por ejemplo, una persona puede asociar un determinado aroma con un recuerdo olvidado hace mucho tiempo.

La naturaleza emocionalmente sugerente de los olores podría estar relacionada con la mejora del estado de ánimo después de la aromaterapia con aceites esenciales. Esta mejora puede aliviar los trastornos del estado de ánimo, como la depresión.

Sin embargo, la investigación científica no respalda sus beneficios, y la evidencia de los efectos positivos de la aromaterapia en el estado de ánimo es solo el boca a boca en lugar de un estudio.

Riesgos y efectos secundarios de los aceites esenciales.

Es necesario realizar más investigaciones para descubrir cómo interactúan los aceites esenciales con otros tratamientos y medicamentos.

Los niños más pequeños y las mujeres que están embarazadas o amamantando deben evitar el uso de aceites esenciales, ya que los investigadores aún no conocen el efecto que los aceites esenciales pueden tener en estas personas.

Resumen

Los aceites esenciales son aceites vegetales destilados que juegan un papel clave en la aromaterapia.

Debido a las poderosas acciones del aroma para desencadenar la memoria y las emociones positivas, los aromaterapeutas y terapeutas complementarios sugieren el aceite esencial como un posible tratamiento para la depresión.

Sin embargo, gran parte de la evidencia que respalda los aceites esenciales es de baja calidad.

Alguna evidencia, por otro lado, sugiere que los aceites esenciales realmente funcionan para ciertos síntomas y estados de ánimo. Y si los aceites esenciales no causan efectos adversos, podrían mejorar la efectividad de otros enfoques de tratamiento o reducir los síntomas, especialmente después de usar una mezcla que incluye lavanda.

Cualquiera que esté considerando usar aceites esenciales debe hablar con un médico o aromaterapeuta para analizar los posibles beneficios y riesgos.

.

Saber más

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *